Saltar al contenido

Pago de carraovejas jose maria

febrero 6, 2022
Pago de carraovejas jose maria

Dinar de Suvima a Casa Jose Maria en Segovia

OrigenPago de Carraovejas es origen. A partir de sus primeras nueve hectáreas, este proyecto pronto se convirtió en el sueño de convertirse en una bodega de referencia en el corazón de la Ribera del Duero. Todo comenzó hace más de tres décadas, cuando Pago de Carraovejas se fundó como respuesta a un sueño de José María Ruiz de crear un gran vino en una de las zonas con mayor potencial en ese momento.

La historia de José María en el mundo del vino ya había comenzado varios años antes, en 1971, cuando se presentó como representante de España en el ‘Primer Concurso Mundial de Sumilleres’ celebrado en Milán. Aquella experiencia fue la semilla que dio inicio a su deseo de abrir su propio restaurante y elaborar sus propios vinos. Aunque seguía metido de lleno en el mundo de la hostelería desde la apertura del conocido Restaurante José María en Segovia en 1982, seguía empeñado en poner en marcha su proyecto de una pequeña bodega que produjera vinos de la mejor calidad para su restaurante.

«Hay quien se esfuerza un día y es bueno, quien se esfuerza un año y es muy bueno, quien se esfuerza muchos años y es mejor, pero hay quien se esfuerza toda la vida y estos son imprescindibles».

ENTREVISTA JOSE MARIA, PAGO DE CARRAOVEJAS

Desde que fue elegido por la Oficina Internacional de la Viña y el Vino para representar a España en el I Concurso Mundial de Sumilleres, celebrado en Milán (Italia) en 1972, José María siempre pensó en la necesidad de elaborar su propio vino.

->  La iglesia de cristo

La empresa comenzó con el estudio del suelo y la elección de las variedades y los clones más adecuados al ecosistema para obtener una selección de frutos excepcional. Al año siguiente se puso en marcha la plantación de los tres varietales principales: Tempranillo o Tinto Fino, Cabernet Sauvignon y Merlot.

En 1991 nació la primera cosecha, que serviría de testigo del incansable esfuerzo realizado cada año para conseguir la excelencia en todos y cada uno de los procesos. Desde la primera vendimia, el cuidado del fruto ha sido uno de los principales objetivos, además de utilizar levaduras y bacterias de su propio viñedo de Pago de Carraovejas en la fermentación para conseguir vinos de singular sensibilidad.

La finalidad de este proyecto de ensueño es el lema de superarse en cada cosecha. Actualmente, la bodega cuenta con unas modernas instalaciones, armonizando las formas tradicionales de elaboración junto con las tecnologías más avanzadas, siempre con un profundo respeto por los procesos naturales.

Meursault 1 – Historias de los viticultores

Pago de CarraovejasRibera del DueroLa historia de Pago de Carraovejas comenzó en los años 70, fundada por José María Ruiz; es una de las bodegas familiares más antiguas de la Ribera. Este viñedo se extiende por 568 hectáreas y es conocido internacionalmente como una de las bodegas más prestigiosas de España. Se encuentra en una empinada ladera perpendicular al río Duero y paralela al Duratón.    En 1991, cuando la primera añada llegó al mercado, se convirtió instantáneamente en uno de los tintos más notables de la región.Presentación de Pago de CarraovejasAltitud 2.720 pies

->  Cocinas modernas con isla

Los viñedos de formación vertical se sitúan a lo largo de las onduladas colinas orientadas al sureste del valle del río Botijas. Su suelo terciario, compuesto mayoritariamente por caliza, arcilla y arena, data de hace 66 millones de años y confiere a los vinos un reconocible matiz floral y mineral. Con inviernos largos y fríos y veranos intensamente calurosos y secos, junto con importantes oscilaciones térmicas diarias, las uvas maduran completamente a lo largo del día y conservan la frescura durante las noches frescas.Vinos destacadosPago de Carraovejas 2019De propiedad y gestión familiar desde 1987, Pago de Carraovejas se fundó con una única dedicación para producir vinos excepcionales que capturan la esencia de su rico paisaje y su diverso ecosistema. Cultivados de forma sostenible, cosechados a mano y fermentados con levadura autóctona, nuestro compromiso con la calidad no ha flaqueado.

Restaurante José María, Segovia, España

Petit Louis, un auténtico bistró francés, en el parque Roland de Baltimore, es la creación de los restauradores por excelencia Cindy Wolf y Tony Foreman. Al entrar en Petit Louis te sientes como si hubieras entrado en un bistró de la orilla izquierda de París. La comida es un bistró clásico, y lo hacen bien. Todos los platos que tomamos eran sabrosos, a veces un poco rústicos, pero deliciosos en su intensidad. Se trata de una buena comida casera preparada muy bien. Los vinos comenzaron con una de las mayores sorpresas para mí en el último año, el vino espumoso 2006 de Tony Soter en Oregón. Lo probé varias veces mientras visitaba Oregón, y siempre me impresionó, pero este es un rosado espumoso de 10 años que es simplemente sensacional, y estoy hablando de clase mundial, es así de bueno. Algo tan bueno de Francia costaría al menos dos o tres veces más, así que felicitaciones a Tony Soter. El Billaud-Simon Chablis Mont de Milieu de 1995 estaba oxidado y no se podía beber. El Zind-Humbrecht Pinot Gris Clos St. Urbain Rangen de Thann de 1996 era dulce, y aunque iba bien con el foie gras, era un vino demasiado untuoso y dulce…

->  Cortar tronco de brasil
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad